null
Fall Sale
Get Ready for Summer
Get $100 US off for a sweat-free season!
Get $100 US off (20%) for a sweat-free season!
* While supplies last
20%
OFF
Sale ends in
Limited Time Only!

Hiperhidrósis

¿Qué es la hiperhidrósis?

La hiperhidrósis es una enfermedad caracterizada por una sudoración excesiva. Se cree que afecta a más del 5% de la población mundial, es decir, a unos 365 millones de personas en todo el mundo. Puede afectar a cualquier persona independientemente de factores como la edad, el sexo o la etnia.


Hyper
excesivo, por encima de lo normal
+
Hidrósis
la acción de sudar
=
Hyperhidrosis


La hiperhidrósis es el término utilizado para describir una sudoración excesiva, más allá de lo fisiológicamente necesario. Puede ser localizada o generalizada, en función de la distribución del sudor (determinadas zonas del cuerpo frente a todo el cuerpo, respectivamente), y también se clasifica como primaria o secundaria, en función de la causa de la sudoración.

Primaria = de origen primario (causa desconocida).
Secundaria = secundario a otra condición médica, o efecto secundario de un medicamento.

¿Qué es la hiperhidrósis primaria?

La hiperhidrósis primaria es una enfermedad crónica de causa desconocida. La hiperhidrosis es una respuesta exagerada de las glándulas sudoríparas para liberar cantidades excesivas de sudor, en ausencia de estímulos adecuados. Las personas con hiperhidrosis pueden sudar en cualquier momento, en cualquier lugar y a cualquier temperatura, y hasta 4-5 veces más que la persona media o más de lo necesario para la termorregulación. Se cree que está causada por un sistema nervioso simpático hiperactivo. Algunas investigaciones indican que puede haber un componente hereditario en la enfermedad, lo que significa que puede transmitirse de generación en generación.

La hiperhidrósis primaria es de origen primario, lo que significa que no se debe a un efecto secundario de otra enfermedad subyacente. No es causada por estímulos externos, ni por la temperatura corporal; ni está asociada a ninguna otra condición o medicación.

La hiperhidrósis primaria suele ser localizada, lo que significa que suele afectar a determinadas zonas del cuerpo, normalmente las manos, los pies, las axilas y la región craneofacial. Las personas que padecen hiperhidrósis suelen empezar a experimentar los síntomas entre la infancia y la adolescencia, especialmente en el inicio de la pubertad. En casi todos los casos, los síntomas (sudoración excesiva) aparecerán antes de los 25 años.

¿Cómo se diagnostica la hiperhidrósis?

Un dermatólogo puede hacer un diagnóstico médico de la hiperhidrósis, , pero en el caso de la hiperhidrósis primaria no siempre es necesario. Las personas que padecen hiperhidrósis, es decir, sudoración excesiva en zonas específicas del cuerpo, suelen auto diagnosticarse, ya que la afección en sí no supone ninguna amenaza directa para la salud en general.

Si consideras que tu nivel de sudoración es excesivo, experimentas una sudoración excesiva en las manos, los pies y/o las axilas, y la sudoración repercute en tu vida diaria y te pasa factura mentalmente, es probable que padezcas de hiperhidrósis. No siempre es necesario un diagnóstico para comenzar el tratamiento, pero algunas opciones de tratamiento sólo están disponibles bajo orientación clínica o prescripción, por lo que se recomienda hablar con un profesional de la salud.

No existe un umbral o nivel de sudoración que determine automáticamente si se tiene hiperhidrósis. De hecho, la hiperhidrosis se suele clasificar como leve, moderada o grave, aunque todos los niveles se consideran excesivos.
Durante una consulta con un dermatólogo, por lo general te harán un examen físico (centrándose en observar las zonas que sudan en exceso) y te harán preguntas para determinar si tienes hiperhidrósis. Las preguntas pueden abarcar desde los síntomas físicos hasta el bienestar mental y emocional.

A veces, es necesario realizar pruebas médicas, que se llevan a cabo con una prueba de almidón de yodo, también conocida como "prueba del sudor". Esta prueba consiste en recubrir la piel con un polvo que se vuelve púrpura cuando la piel se moja (sudor, en este caso). Esto ayuda a determinar qué zonas sudan en exceso, y a acotar qué glándulas sudoríparas son las más hiperactivas, ya que estas zonas aparecerán más oscuras. Este tipo de prueba se suele realizar antes de ciertos tratamientos, como las inyecciones y la termólisis por microondas, para localizar mejor el tratamiento.

La hiperhidrósis también se puede diagnosticar a través de la telemedicina, y en este caso las fotos de su sudoración excesiva (además de sus respuestas a las preguntas) suelen ser suficientes para hacer un diagnóstico y obtener una prescripción para su tratamiento recomendado o deseado.
Algunas de las preguntas que debes hacerte  o que te pueden hacer si acudes a consulta con un dermatólogo, para determinar si tienes hiperhidrósis, son las siguientes:

  • ¿Consideras que tu nivel de sudoración es excesivo?
  • ¿Te encuentras a menudo sudando en exceso sin razón aparente?
  • ¿Has notado que ciertas zonas de tu cuerpo sudan más (manos, pies, axilas)?
  • ¿Piensas en la sudoración todo el tiempo?
  • ¿Planificas tu vida en torno a la sudoración excesiva?
  • ¿Has cancelado alguna vez tus planes por culpa de la sudoración?
  • ¿Te encuentras a menudo tratando de ocultar tu sudor a los demás?
  • ¿Sufres de ansiedad y/o depresión como consecuencia de la sudoración?
  • ¿Crees que tu sudoración tendrá un efecto negativo en la forma en que la gente te percibe?
  • ¿La sudoración te ha hecho menos extrovertido y más reservado?
  • ¿Sueles tener que cambiarte de ropa o ducharte más de una vez al día a causa de la sudoración?
  • ¿Llevas algo para absorber/ocultar el sudor cuando estás fuera (pañuelos, mudas de ropa, toallas, antitranspirantes, etc.)?
  • ¿La sudoración ha repercutido en tus estudios, tu trayectoria profesional o tus oportunidades de empleo?


Si has respondido "sí" a alguna o a todas las preguntas anteriores, es probable que sufras de hiperhidrósis (sudoración excesiva). El primer paso sería consultar a un profesional para obtener más información, o abrirse a una persona de confianza (una pareja, un amigo o un miembro de la familia) para aliviar la carga mental que tiene esta condición. A continuación, te recomendamos que empieces a investigar por tu cuenta, que te unas a una comunidad de hiperhidrósis y que busques las opciones de tratamiento disponibles.

Nota: Si experimentas una aparición repentina de sudoración excesiva en todo el cuerpo, es recomendable que hables con tu médico para descartar cualquier causa subyacente o medicamentos que puedan tener la sudoración como efecto secundario.

hyperhidrosis hands
hyperhidrosis underarms
hyperhidrosis feet


¿Cuáles son los síntomas de la hiperhidrósis?

Los síntomas de hiperhidrósis son una sudoración excesiva e incontrolable en la(s) región(es) afectada(s) que perturba la vida cotidiana. Los síntomas pueden detectarse fácilmente si el sudor gotea por las palmas de las manos, deja marcas de sudor en la ropa o moja los zapatos.

Las personas que padecen hiperhidrósis pueden tener "episodios" en los que empiezan a sudar en exceso sin motivo alguno (es decir, en ausencia de estímulos adecuados). La mayoría de las personas dicen que esto ocurre a diario, y algunas lo experimentan varias veces al día. Un síntoma notablemente ausente que puede ayudar en el diagnóstico, es que aquellos con hiperhidrósis primaria tienden a no sudar excesivamente mientras duermen, y experimentan sus síntomas durante el día.

¿Cómo se trata la hiperhidrósis?

Actualmente no existe una cura para la hiperhidrósis, pero afortunadamente hay muchos tratamientos disponibles.

Antitranspirantes

 
Los desodorantes y los antitranspirantes son términos que suelen utilizarse indistintamente, pero no son lo mismo. Los desodorantes ayudan a prevenir y disimular el olor corporal, pero no tienen propiedades "antisudoríficas". Los antitranspirantes, en cambio, tienen propiedades (sales de aluminio) que pueden detener temporalmente la producción de sudor. Se presentan en diferentes formulaciones, como geles, cremas, barritas, polvos y toallitas. El principal ingrediente activo de los antitranspirantes son las sales de aluminio, generalmente en concentraciones del 12% al 25%.

Los antitranspirantes se aplican directamente sobre la piel (aplicación tópica). La finalidad del antitranspirante es disminuir el volumen de sudoración mediante la creación de "tapones" en la axila (o en la región en la que se aplique). Estos tapones están hechos de sales de aluminio, que se disuelven en la piel con la ayuda de la transpiración. Esencialmente, el aluminio se mezcla con el sudor de la piel, disolviendo el aluminio que luego se absorbe en los poros, lo que crea "tapones". Estos tapones son temporales (generalmente duran hasta 24 horas) y se eliminan con el tiempo.


Iontoforesis

 
La iontoforesis que utiliza agua del grifo suele considerarse una opción de tratamiento de primera o segunda línea para la hiperhidrósis y suele prescribirse y/o recomendarse para aquellos en quienes los antitranspirantes tradicionales no funcionan. Se trata de un tratamiento no invasivo, sin fármacos y sin agujas, que generalmente se realiza en casa con un pequeño dispositivo médico portátil.

La iontoforesis que utiliza agua del grifo para el tratamiento de la hiperhidrósis palmar (de las manos) y plantar (de los pies) se remonta por lo menos a los años cuarenta. Desde su introducción, ha experimentado importantes avances y desarrollos tecnológicos y ahora, con la ayuda de dispositivos como Dermadry, el tratamiento puede realizarse en casa.

Esta tecnología funciona dirigiendo una corriente suave a través de la piel, neutralizando la conexión entre los nervios y las glándulas sudoríparas. El tratamiento de iontoforesis se realiza con un dispositivo médico, el cual, se enchufa a una fuente de energía que produce una corriente eléctrica; esta, viaja a través del agua del grifo (el conductor), llegando a los electrodos conductores que se sumergen en el agua y tocan la piel. Se utiliza una barrera protectora, como una toalla o una esponja, para que el tratamiento sea más cómodo, al proteger la piel del contacto directo con los electrodos. En casi todos los casos, esto reduce drásticamente la sudoración excesiva.

Iontoforesis es una forma no invasiva (no penetra en la piel), sin medicamentos y sin agujas, de tratar la hiperhidrosis. Muchos médicos recomiendan y recetan la iontoforesis a quienes no tienen suerte con los antitranspirantes tradicionales. Es un método seguro y eficaz para tratar la hiperhidrosis con unos efectos secundarios menores limitados, como la irritación y el enrojecimiento temporales de la piel.

Para saber más sobre la iontoforesis como opción de tratamiento, visita nuestra página de iontoforesis .


Termólisis por microondas

 
La termólisis por microondas (también conocida comercialmente como Miradry) es una forma de tratar permanentemente la sudoración excesiva de las axilas únicamente. Utiliza energía térmica para eliminar permanentemente las glándulas sudoríparas de la región de las axilas.

El procedimiento se realiza con un dispositivo manual no invasivo que suministra energía electromagnética bajo la piel de las axilas, lo que provoca la termólisis (descomposición por calor) de las glándulas sudoríparas. Las microondas se dirigen a la capa donde se encuentran las glándulas sudoríparas, por lo que no queman la superficie de la piel. También puede ayudar a eliminar el olor corporal que emana de la región axilar (bromhidrosis) y el vello de las axilas de forma permanente. Puede requerir varios tratamientos (generalmente 2, a veces hasta 3) y es un procedimiento costoso.


Terapia con láser

 
Existe un tratamiento con láser para la sudoración de las axilas (hiperhidrósis axilar). El tratamiento se realiza con un láser de alta temperatura, dirigido a destruir las glándulas sudoríparas.

Antes del procedimiento, se realizan pequeñas incisiones en la superficie de la piel para facilitar la penetración del láser en la piel. El aparato emite un rayo láser muy selectivo que puede calentar y destruir con precisión las glándulas sudoríparas hiperactivas de la región axilar. El calor del láser sella los vasos sanguíneos y reduce el riesgo de infección en la zona tratada. Se utiliza anestesia local durante el procedimiento y algunos efectos secundarios son la hinchazón, los hematomas y el entumecimiento. No hay muchas investigaciones sobre la eficacia de la terapia láser para la hiperhidrósis, pero se cree que reduce significativamente la sudoración en la región de las axilas al destruir permanentemente las glándulas sudoríparas hiperactivas. La mayoría de los pacientes necesitan una o dos sesiones de tratamiento. El segundo tratamiento suele realizarse para tratar las glándulas sudoríparas que no se han destruido durante la primera sesión.

El procedimiento es costoso y su disponibilidad es limitada. Dado que sólo se ofrece en determinadas consultas de dermatólogos, quienes buscan un tratamiento con láser pueden tener dificultades para encontrar una clínica en su zona que lo ofrezca. La terapia láser también está disponible sólo para la sudoración excesiva de las axilas. No todas las terapias láser son iguales, así que consulta a tu dermatólogo para conocer tus opciones.


Inyecciones de toxina botulínica

 
Las inyecciones de toxina botulínica (también conocida comercialmente como Botox) para la hiperhidrósis son una opción de tratamiento común para esta afección. Es un uso menos común de la sustancia, la cual, es conocida por su uso en procedimientos cosméticos, para reducir la apariencia de las arrugas. En la actualidad, la FDA sólo ha aprobado el Botox para el tratamiento de la hiperhidrósis axilar primaria, pero muchos especialistas lo utilizan con otros fines, para tratar diferentes zonas del cuerpo. No siempre se recomienda para las manos, ya que puede causar dolor temporal y debilidad en las manos, ni para los pies, ya que son demasiado sensibles. Es más eficaz para la región de las axilas y también se suele utilizar para tratar las regiones de la frente y el cuero cabelludo.

La toxina botulínica (Botox) es un fármaco elaborado a partir de la toxina producida por la bacteria Clostridium botulinum. Es una neurotoxina, que afecta a la estructura o función del sistema nervioso. Es la misma toxina que causa un tipo de intoxicación alimentaria potencialmente mortal llamada botulismo. Los médicos la utilizan en pequeñas dosis para tratar problemas de salud, como la hiperhidrósis.

Las inyecciones de toxina botulínica alteran la función de los neurotransmisores, que son sustancias químicas que se encuentran en el organismo y que son responsables de que el cuerpo reaccione de determinadas maneras (por ejemplo, sudando cuando hace calor). Las inyecciones bloquean los nervios responsables de la activación de las glándulas sudoríparas en la zona de tratamiento.


Metenamina

 
La metenamina es una sustancia química que se utiliza por vía tópica en la piel para tratar la sudoración excesiva, generalmente de las manos. Es comúnmente utilizada y comercializada por los escaladores, ya que esta crema crea un callo fuerte y grueso en la piel. Hace que la piel se vuelva seca y áspera, lo que es perfecto para la escalada. Algunas personas que sufren hiperhidrósis han recurrido a cremas con el ingrediente activo metenamina para ayudar a mantener sus manos secas. La crema tiene muchas marcas, la más popular es Antihydral.

La metenamina se aplica sobre la piel y, una vez que se encuentra con el nivel de pH ácido de la piel, reacciona produciendo formaldehído y amoníaco, que reseca la piel y crea un callo grueso con la exposición constante. El formaldehído es un conocido carcinógeno que funciona como un potente antitranspirante. El formaldehído puro no debe utilizarse nunca en la piel debido a su relación con el cáncer.


Fármacos sistémicos

 
Los medicamentos más utilizados para controlar la sudoración excesiva son los anticolinérgicos. Estos incluyen medicamentos como el glicopirrolato, la oxibutinina, la benztropina y la propantelina, entre otros. Los anticolinérgicos son fármacos que bloquean la acción de la acetilcolina, un neurotransmisor que transfiere señales entre determinadas células para afectar al funcionamiento del organismo.

Actúan bloqueando el mensajero químico acetilcolina en su intento de viajar a los receptores de las glándulas sudoríparas que son responsables de desencadenar la sudoración.

Dado que los medicamentos anticolinérgicos actúan de forma sistémica, no pueden dirigirse a una zona del cuerpo, a diferencia de otros tratamientos de la hiperhidrósis. Esto significa que disminuyen la sudoración y la humedad en todo el cuerpo, incluso en los lugares donde la sudoración no es un problema, lo que puede provocar una serie de efectos secundarios no deseados.


Cirugías

 
Nota: Desaconsejamos encarecidamente las cirugías para la hiperhidrósis, debido a los riesgos y efectos secundarios que conllevan.

La simpatectomía torácica endoscópica (STE) es un procedimiento muy arriesgado que sólo se reserva para los casos más graves de hiperhidrósis palmar (de las manos). Del mismo modo, la simpatectomía lumbar endoscópica (SLE) se utiliza para tratar los casos más graves de hiperhidrósis plantar (del pie), aunque no es tan frecuente.

Mientras que la STE y la ELS son muy desaconsejadas debido a los riesgos inherentes que presentan y a los efectos secundarios no deseados, existen otras cirugías menos arriesgadas para la sudoración de las axilas. Se trata de "cirugías locales", por lo que generalmente el paciente no tiene que someterse a una anestesia completa. Las cirugías incluyen la escisión, la liposucción y el legrado.

Durante la operación de HTA, el cirujano intenta interrumpir la transmisión de las señales nerviosas desde la columna vertebral hasta las glándulas sudoríparas para detener la sudoración. El paciente está bajo anestesia general cuando se realiza el procedimiento, ya que el cirujano debe colapsar temporalmente un pulmón para destruir las vías nerviosas asociadas a las glándulas sudoríparas hiperactivas. Suele realizarse para tratar casos graves de hiperhidrósis palmar, cuando no han funcionado otras opciones de tratamiento.

Se trata de un procedimiento permanente, nunca se han realizado reversiones con éxito. El procedimiento es muy arriesgado y por lo general, da lugar a una sudoración compensatoria en todo el cuerpo, que a menudo es incluso más excesiva que la que experimentaba el paciente antes. Mientras que algunos pacientes pueden experimentar sequedad en las manos, estarán sudando excesivamente en todas las demás partes del cuerpo, lo que puede ser incluso más perjudicial para la vida que la hiperhidrósis palmar.

Algunos de los efectos secundarios más graves son la sudoración compensatoria, la sudoración gustativa, el síndrome de Horner, la neuritis y la neuralgia, la lesión del plexo braquial, la hipotensión extrema, la intolerancia al calor y la arritmia. Además, hay que tener en cuenta los riesgos asociados a la cirugía y a la anestesia.


Para conocer más a fondo las opciones de tratamiento, haz clic aquí.

¿Cuáles son los efectos secundarios de la hiperhidrósis?


Los efectos secundarios de la hiperhidrósis son muy variados y afectan a la vida en más de un sentido. Aunque esta condición no pone en peligro la vida, puede tener considerables repercusiones físicas, emocionales y mentales, y puede afectar negativamente  la vida laboral y social de la persona. La enfermedad puede tener un impacto significativo en la persona que la padece, llevándola a vivir y planificar su vida en torno a la misma, e incluso a evitar la interacción y las situaciones sociales. A menudo se la conoce como la "discapacidad silenciosa", ya que la gente rara vez habla de la enfermedad ni busca ayuda médica, por lo que muchos sufren en silencio. Hay muchos conceptos erróneos sobre la hiperhidrósis; de hecho, muchos afectados ni siquiera saben que la sudoración excesiva es una enfermedad reconocida y tratable, ni que existe una palabra para designarla.


Calidad de vida

La hiperhidrósis puede afectar al estilo de vida social y profesional, así como a la salud mental y emocional. Estos efectos negativos, que han sido ampliamente estudiados, conducen a una menor calidad de vida en general. La hiperhidrósis es la enfermedad dermatológica con mayor impacto en la calidad de vida, incluso mayor que la psoriasis y el eczema. En un estudio de 2017 en el que se analizaron los efectos de la hiperhidrósis en la calidad de vida, casi todas las personas estudiadas informaron sobre algún efecto en su calidad de vida y estilo de vida.



Vida cotidiana y estilo de vida

Desde tomar el transporte público hasta buscar ropa y desarrollar un estilo personal, la hiperhidrosis puede afectar a todos los aspectos de la vida mundana y a las simples tareas cotidianas.

Algunas formas en las que la hiperhidrosis puede afectar a las elecciones diarias y al estilo de vida incluyen la elección de la ropa (color y material), la elección de la comida y la bebida (mantenerse alejado de los alimentos y las bebidas que desencadenan una respuesta de sudoración), la realización de las tareas domésticas, el uso de herramientas tecnológicas (el identificador de huellas dactilares en las pantallas táctiles no funciona con las yemas de los dedos sudorosas) y la realización de tareas mundanas como girar los pomos de las puertas, abrir tarros y conducir.



Social y profesional

Las personas que padecen hiperhidrosis son hiperconscientes de su estado y suelen tener un miedo constante a que los demás se den cuenta. Además de experimentar la incomodidad de la sudoración en sí misma, desarrollan un sentimiento de vergüenza y bochorno, exacerbado por las situaciones sociales y profesionales (por ejemplo, fiestas, entrevistas de trabajo, presentaciones y citas).

En casos extremos, pueden buscar el aislamiento social completo y volverse incapaces de ir al trabajo, asistir a la escuela o cumplir con cualquier otra obligación. Al rechazar invitaciones y evitar situaciones sociales, pueden dar a los que les rodean la sensación de que son poco sociables, cuando sólo es un efecto secundario no deseado de su hiperhidrosis, y un mecanismo de afrontamiento para ocultar su condición a los que les rodean por miedo a ser juzgados e incomprendidos. La hiperhidrosis es la única afección dermatológica con un deterioro funcional. Puede tener un impacto negativo en la educación y los estudios, e incluso alterar las trayectorias profesionales de quienes, por lo demás, están plenamente comprometidos y son capaces de seguir determinadas trayectorias profesionales.



Físicos

La hiperhidrosis también puede provocar efectos secundarios físicos. La sudoración excesiva puede provocar una humedad constante de la piel, lo que puede llevar a la maceración de la piel que conduce a afecciones como el pie de atleta y las uñas de los pies encarnadas. La humedad de la piel, especialmente cuando está constreñida por el calzado o la ropa, también crea los entornos ideales para que se propaguen los hongos, y puede dar lugar a casos recurrentes.

Un estudio descubrió que el riesgo de que los pacientes con pie de atleta tengan también hiperhidrosis es 3,5 veces mayor. El riesgo de infecciones cutáneas, dermatofitos, psoriasis y/o verrugas aumenta como consecuencia de la sudoración.

La hiperhidrosis se considera un factor predisponente tanto para la proliferación de bacterias como para la afección dermatológica conocida como queratolisis punteada. Además, la humedad constante de la sudoración puede provocar la maceración de la piel. Esto aumenta el riesgo de padecer afecciones cutáneas como el pie de atleta y otras más graves como las infecciones bacterianas o la queratolisis picada. La Sociedad Internacional de Hiperhidrosis (IHHS) informa de que las personas con hiperhidrosis tienen un riesgo un 300% mayor de sufrir infecciones cutáneas que las que no padecen la enfermedad.

La relación entre la hiperhidrosis plantar se ha analizado más a fondo en varios estudios clínicos. Un estudio descubrió que el riesgo general de cualquier infección cutánea aumentaba en los lugares con hiperhidrosis. También hay un mayor riesgo de infecciones fúngicas, con un riesgo especialmente elevado de infecciones por dermatofitos (los responsables del pie de atleta). En un reciente estudio alemán, los investigadores observaron un riesgo 3,5 veces mayor de que los pacientes con pie de atleta presenten hiperhidrosis. Ésta se debe a la maceración (reblandecimiento) de la piel debido a la sudoración excesiva.



Salud mental y bienestar emocional

La sudoración excesiva provoca vergüenza en muchos pacientes. Otros sentimientos que informan sistemáticamente quienes sufren de sudoración excesiva son la ansiedad, la soledad, la tristeza, la ira y la desesperanza. La baja autoestima y la confianza en sí mismo también son ampliamente reportadas

Hay una asociación significativa entre la hiperhidrosis y la prevalencia de la ansiedad, la depresión y el trastorno por déficit de atención (TDA) en todos los grupos de edad y géneros. En comparación con la prevalencia de ansiedad, depresión y TDA notificada a nivel nacional, los pacientes con hiperhidrosis tienen una prevalencia estadísticamente significativa más alta que el público en general.

Un estudio internacional determinó que la prevalencia de ansiedad y depresión era del 21,3% y el 27,2%, respectivamente, en pacientes con hiperhidrosis, en comparación con el 7,5% y el 9,7% en los que no padecían la enfermedad. Otro estudio concluyó que los pacientes con hiperhidrosis grave tenían una tasa de trastorno de ansiedad social del 47,1%, en comparación con el 13,8% de los pacientes sin hiperhidrosis. La ansiedad social es una de las afecciones más comunes notificadas y diagnosticadas en los pacientes con hiperhidrosis.

¿Cuáles son los efectos secundarios de la hiperhidrósis?


¿Qué causa la hiperhidrósis?

Se desconoce la causa de la hiperhidrósis primaria. Se cree que es la respuesta de un sistema nervioso simpático sobreestimulado.

¿Qué tan común es la hiperhidrósis?

Se calcula que al menos el 5% de la población mundial padece hiperhidrósis, es decir, más de 365 millones de personas en todo el mundo. Las tasas varían según la región y la demografía, pero se cree que la enfermedad está infravalorada y mal tratada.

¿Quiénes son los más afectados?

Esta enfermedad puede afectar a personas de todas las edades, géneros y etnias. Muchos experimentan por primera vez los síntomas de la hiperhidrósis entre la infancia y la adolescencia.

¿Qué zonas son las más afectadas por la hiperhidrósis?

Las zonas más afectadas por la hiperhidrósis son las manos, los pies y las axilas.

¿Existe una cura para la hiperhidrósis?

Actualmente no existe una cura para la hiperhidrósis.

¿La hiperhidrosis es genética?

Aunque no se conoce la causa, se cree que la enfermedad tiene un componente genético y puede ser hereditaria, lo que significa que puede transmitirse de una generación a otra. Si usted tiene hiperhidrosis, es muy probable que alguien de su familia inmediata también la padezca.

¿Es peligrosa la hiperhidrósis?

La hiperhidrósis primaria no es peligrosa. No supone ningún peligro directo, aunque su impacto en la salud mental y en la calidad de vida no debería nunca ser ignorado, debido a los efectos realmente perjudiciales que puede llegar a tener.

¿Cómo puedo tratar la hiperhidrósis?

Hay una multitud de tratamientos disponibles para tratar los diferentes tipos de hiperhidrosis. Algunos tratamientos incluyen antitranspirantes, inyecciones, iontoforesis, medicamentos sistémicos y cirugías.

Recursos para la hiperhidrósis

Voces de la hiperhidrósis

Voces de la hiperhidrósis es una campaña de concienciación dedicada a desestigmatizar la hiperhidrósis y a romper el silencio que rodea a la sudoración excesiva.

El proyecto tiene como objetivo, que personas de todo el mundo se unan para concienciar sobre la hiperhidrósis y sus retos mentales, físicos, emocionales, laborales y sociales. El objetivo es amplificar las voces de quienes viven con hiperhidrósis, así como crear documentación visual y de texto que explore las vidas individuales de quienes sufren de hiperhidrósis.

Desde su lanzamiento a mediados de 2020, la campaña ha acumulado cientos de propuestas de todo el mundo. Estos textos y fotografías ponen cara y voz a todos aquellos que viven con hiperhidrósis y desean acabar con el estigma que rodea a la sudoración. El proyecto también pone de relieve la diversidad de quienes padecen la enfermedad, demostrando que la hiperhidrósis puede afectar a cualquiera.

Envía tu historia y navega por otros cientos de ellas en Voces de la hiperhidrósis!

Comunidad de hiperhidrósis Dermadry

La Comunidad de Hiperhidrósis Dermadry es una comunidad en línea para aquellos que sufren de hiperhidrósis para reunirse y compartir sus pensamientos, experiencias e historias.

El grupo es una zona libre de juicios que permite a los miembros compartir sus altibajos y discutir sus consejos y trucos. Este es un lugar donde eres libre para desahogarte, compartir tus éxitos y luchas, y hablar con otros que pueden entender y relacionarse con lo que pasas en el día a día.

Únete a la Comunidad de hiperhidrósis Dermadry!

Sociedad Internacional de Hiperhidrósis

La Sociedad Internacional de Hiperhidrosis es una organización sin ánimo de lucro dedicada a mejorar la vida de los afectados por la sudoración excesiva. Fundada en 2003 por un equipo de médicos y expertos en la investigación de la hiperhidrosis, es la única organización mundial independiente y sin ánimo de lucro comprometida con la concienciación sobre la hiperhidrosis en todo el mundo. Su red en línea comprende vastos recursos para los afectados por la hiperhidrosis, los profesionales médicos y quienes desean aprender más sobre el sudor y sus efectos.

Su misión es "reducir los síntomas, la ansiedad y el estigma social asociados a la sudoración excesiva, al mejorar la información, el apoyo y el tratamiento disponibles para los millones de niños, adolescentes y adultos afectados por la hiperhidrósis en todo el mundo". Promueven su misión, abogando por una mayor investigación sobre la hiperhidósis, educando a los profesionales de la salud y creando una mayor conciencia sobre los intrincados impactos que la hiperhidrósis tiene en la vida diaria y en el bienestar general.

Lisa J. Pierretti, Directora Ejecutiva y Miembro Fundador de la Sociedad Internacional de Hiperhidrósis
  • Tengo la misión de acabar con el estigma asociado a la sudoración excesiva; validar que es una enfermedad genuina y también validar que hace parte de un espectro, por lo que no todo aquel que tiene hiperhidrósis o todo aquel a quien le molesta su sudoración, suda exactamente igual. Hay personas que sudan 4 o 5 veces más [de la cantidad "normal"] y les molesta menos que alguien que suda el doble [de la cantidad "normal"], debido a su profesión, su personalidad, su constitución... lo que sea. Quiero remover todo enjuiciamiento.
  • La hiperhidrósis palmar tiene el mayor impacto en la calidad de vida de todas las afecciones dermatológicas y punto. Es la única afección dermatológica que cursa con un deterioro funcional. Si tengo las palmas sudorosas: No puedo escribir, no puedo sujetar un volante, no puedo tomar las huellas dactilares para mi trabajo de profesor o de enfermero. Hay tantos impactos que tiene en la vida en general, no es sólo incómodo, es mucho más que eso, y creo que eso es lo que lo ubica en una clase diferente, una clase propia.

Beca Dermadry para la hiperhidrósis

Lanzada en 2019, la Beca de Hiperhidrósis de Dermadry es la primera y única en su clase, es decir, una beca exclusivamente para estudiantes con hiperhidrósis. Cada año, Dermadry pide a los estudiantes afectados por la hiperhidrósis que se den a conocer y compartan sus historias.

Student life is stressful, and living with hyperhidrosis adds an extra layer of stress and unique challenges to an already stressful experience and life stage. Sweating through school uniforms, trying to hide sweat marks by not raising your hand in class, shying away from social activities, and ruining books, papers, and technology tools because of excessive sweating are just some of the daily challenges students face. In addition to these unique challenges, hyperhidrosis can also lead to an increase in stress levels, anxiety, isolation, and bullying. Dermadry wants to break the stigma and get more people talking about hyperhidrosis so it can be normalized and more students feel comfortable seeking help.

Cada mes de agosto, Dermadry anima a los estudiantes a que se presenten y compartan su "historia de hiperhidrósis" a través de un vídeo que explique el impacto que la hiperhidrósis tiene en sus estudios y en su vida diaria. La beca se concede a un estudiante cada año para ayudarle a cubrir los costes adicionales asociados a ser un estudiante que sufre de sudoración excesiva.

Navega por las entradas anteriores a la Beca Dermadry para la hiperhidrósis!

Cómo hablar con su médico sobre la hiperhidrósis

Dr. Ramin Fathi, MD

 
  • Veo pacientes que se ven afectados profesionalmente por su hiperhidrósis y que sufren socialmente por su hiperhidrósis. Esta, afecta a su calidad de vida porque les impide hacer las cosas normales que deberían hacer. No hay ninguna condición médica que deba impedirte vivir tu vida al máximo.
  • La hiperhidrósis es un gran problema para quienes la padecen. Lo que se considera una "hiperhidrósis leve" puede suponer una diferencia significativa en su vida diaria. Hay muchas áreas diferentes de su vida que puede afectar.


Dr. Hope Mitchell, MD

 
  • La hiperhidrosis es más común de lo que nos hicieron creer en la facultad de medicina. E incluso entonces, y todavía hoy con la hiperhidrosis, muchos de los diagnósticos se hacen incidentalmente. Lo que encuentro en mi práctica es que la gente viene por otra cosa, y yo soy el que se da cuenta de que tienen hiperhidrosis.
  • Todavía hay mucha gente que no sabe que es una condición médica. Mucha gente sufre en silencio. Sé que hay adolescentes que pueden decir algo a sus padres, pero su madre o su padre pueden decir "tu cuerpo está cambiando" o "eso es normal, se irá". También sé que, aunque es algo que se da en las familias, no se habla de ello; es una condición con la que creo que mucha gente vive en silencio, por desgracia.
  • Sé que puede ser embarazoso, sé que puede ser descartado. Por suerte, hoy en día tenemos mucha información en Internet y cada vez más gente se da cuenta.

Vea nuestro entrevista completa con Dr. Hope Mitchell, MD.


Dra. Amy Shah, MD

 
  • Si padeces hiperhidrosis, no te avergüences. Hay muchos miles de personas como usted. La incidencia se sitúa entre el 5 y el 14%. Hay muchas más personas que la padecen y que ni siquiera hablan de ella. Así que asegúrate de sentir que no estás solo. Asegúrate de hablar con alguien, un proveedor, un médico, con el que te sientas cómodo. Por favor, la única manera de obtener ayuda y mejorar esta condición es hablando de ella.
  • Otra cosa es saber que hay soluciones. Creo que uno de los grandes errores es que no se puede hacer nada. Creo que mucha gente se siente impotente y debería saber que hay una solución, como la iontoforesis del agua del grifo y otras soluciones a este problema. Debería animarte a ir y buscar esto, hablar con alguien de confianza sobre ello, ver cuáles son tus opciones y elegir una opción. No tienes que vivir así.
  • Otras condiciones de sudoración

Vea nuestro entrevista completa con Dra. Amy Shah, MD.


Dr. Robert Strimling, MD

 
  • Mi primera experiencia con la hiperhidrósis fue aprender sobre ella durante mi formación en dermatología, donde conocí a un joven que acababa de empezar su carrera profesional y que sufría hiperhidrósis palmar idiopática y una ansiedad social extrema, debido a su afección. Desde entonces, siempre me ha motivado buscar las mejores soluciones posibles para este problema tan poco común.

Lea nuestro entrevista completa con Dr. Robert Strimling, MD.


Dra. Leona Yip, MD

 
  • Es habitual que se produzcan alteraciones sociales que afectan a las relaciones personales y al trabajo, por ejemplo, vergüenza de estrechar o dar la mano, evitar conocer gente y hablar en público por miedo a parecer empapado de sudor, necesidad de cambiarse de ropa empapada cada pocas horas a lo largo del día. Los efectos psicológicos también son muy comunes, como la falta de confianza en sí mismo, la ansiedad y la depresión. Los elevados costes de sustitución de la ropa dañada son otra queja que es muy común. Por último, los problemas funcionales, como la incapacidad de sujetar bien los bolígrafos o los lápices, la imposibilidad de agarrar el material deportivo o el aumento de las infecciones cutáneas, como hongos, verrugas o bacterias.
  • Las personas con hiperhidrosis corren un mayor riesgo de sufrir infecciones cutáneas, por ejemplo, bacterianas, fúngicas y verrugas, así como de empeorar las afecciones de la piel, por ejemplo, eczema, dermatitis seborreica, acné, etc. El tratamiento de la hiperhidrosis suele ayudar a mejorar los resultados del tratamiento de estos problemas cutáneos.

Lea nuestro entrevista completa con Dra. Leona Yip, MD.

¿Qué es la hiperhidrósis secundaria?

La sudoración excesiva puede ser el resultado de una condición médica subyacente o puede ser un efecto secundario de un medicamento. Si ese fuera el caso, se denomina hiperhidrósis secundaria, ya que es secundaria a otra afección (primaria) o un efecto secundario de un medicamento.

La hiperhidrósis secundaria suele ser generalizada, es decir, afecta a todo el cuerpo y no está localizada en determinadas partes del mismo, como ocurre con la hiperhidrósis primaria. En algunos casos, puede estar localizada en ciertas partes del cuerpo, pero esto es menos común, y generalmente es el resultado de una lesión traumática en una parte del cuerpo que resulta en una sudoración compensatoria en otra parte.

Las infecciones, la diabetes, la insuficiencia cardíaca, la obesidad, la menopausia y el alcoholismo son algunas de las afecciones que pueden causar sudoración excesiva. Algunos medicamentos comunes que pueden causar sudoración excesiva son los antidepresivos, los medicamentos para la migraña, los analgésicos, los opioides y los medicamentos para la diabetes.

El mejor tratamiento es consultar a un profesional médico para identificar y tratar la enfermedad subyacente o identificar la medicación que causa la sudoración excesiva.

Otras condiciones de sudoración


Hiperhidrósis compensatoria

La hiperhidrósis compensatoria se produce cuando se deja de sudar completamente en una zona y el cuerpo compensa sudando más en otra. Generalmente es el resultado de un traumatismo en una parte del cuerpo, y también es el efecto secundario más común de la simpatectomía torácica endoscópica (STE).

Hiperhidrosis gustativa

La hiperhidrosis gustativa, también conocida como síndrome de Frey, es el sudor desencadenado por la comida. Comer, ver, soñar, pensar o hablar de comida puede desencadenar una respuesta de sudoración en los afectados. Generalmente es el resultado de un traumatismo quirúrgico en la glándula parótida. Después de la cirugía, una confusión hace que el cuerpo segregue sudor, en lugar de saliva cuando es necesario.
Más información sobre la hiperhidrosis gustativa.

Cromhidrosis

La cromhidrosis es una enfermedad muy rara que se caracteriza por la presencia de color en el sudor. Puede producirse por la presencia de lipofuscina (un pigmento de color marrón amarillento que se encuentra en varios órganos y células del cuerpo humano) que se abre paso por error hacia las glándulas sudoríparas, donde se oxida y puede provocar un sudor negro, azul, verde, marrón, rojo y amarillo. Esto se llama cromhidrosis apocrina.
La cromhidrosis ecrina puede estar causada por la ingestión de ciertos tintes, productos químicos o fármacos, que llegan a las glándulas ecrinas y se excretan en el sudor. A veces, el sudor puede entrar en contacto con pigmentos y tintes externos (por ejemplo, tintes para el cabello y para la ropa), que pueden dar la apariencia de un sudor coloreado, pero esto no se considera cromhidrosis y a veces se denomina pseudocromhidrosis.
Leer más sobre la cromhidrosis.

Bromhidrosis

Aunque todo el mundo sufre de vez en cuando olor corporal, algunos lo tienen mucho peor que otros, y en estos casos graves, se llama bromhidrosis. El sudor es un líquido inodoro, pero cuando entra en contacto con las bacterias de la piel, puede liberar el desagradable olores. La mayoría de las personas lidian con el olor corporal, sin embargo, esto puede ser manejado siguiendo una rutina de higiene adecuada. En el caso de las personas con bromhidrosis, sufrirán un olor acre muy fuerte, incluso a los pocos minutos de ducharse en algunos casos, lo que hace que sea muy difícil de manejar. La bromhidrosis es común en aquellos que sufren de hiperhidrosis.
Leer más sobre la bromhidrosis.

Anhidrosis

La anhidrosis es la ausencia total de sudoración. Puede afectar a una zona concreta del cuerpo (por ejemplo, tras una quemadura) en la que las glándulas sudoríparas están dañadas y ya no pueden funcionar. Si la anhidrosis se presenta en varias zonas extensas del cuerpo, esto supone un grave riesgo para la vida, ya que el cuerpo puede sobrecalentarse si no es capaz de controlar la temperatura corporal central mediante la excreción de sudor.
Leer más sobre la anhidrosis.

Hipohidrosis

La hipohidrosis es una disminución de la capacidad para sudar. Es una forma menos grave de anhidrosis, la cual sucede cuando una persona es completamente incapaz de sudar. Una persona que sufre hipohidrosis tiene menos capacidad para sudar, lo que significa que su cuerpo no puede enfriarse tan eficazmente, lo que la expone a un mayor riesgo de desarrollar enfermedades asociadas con el exceso de calor.

Hematidrosis

La hematidrosis es una enfermedad extremadamente rara que se caracteriza por la presencia de sangre en el sudor. Se produce cuando los vasos sanguíneos que alimentan las glándulas sudoríparas se rompen y se excretan restos de sangre a través de las glándulas sudoríparas. Es el resultado de una ansiedad y angustia mental severa hasta un grado que provoca la hemorragia de los vasos sanguíneos que alimentan las glándulas sudoríparas. No es sangre pura la que se excreta a través de las glándulas sudoríparas, sino restos de sangre que dan al sudor una tonalidad roja.

Fuentes y lecturas adicionales

Atkins JL, Butler PE. Hiperhidrosis: una revisión del tratamiento actual. Plastic and Reconstructive Surgery. 2002 Jul;110(1):222-228. DOI: 10.1097/00006534-200207000-00039.
 
Connolly, M., de Berker, D. Management of Primary Hyperhidrosis. Am J Clin Dermatol 4, 681-697 (2003). https://doi.org/10.2165/00128071-200304100-00003
 
David R Strutton, Jonathan W Kowalski, PharmD, Dee Anna Glaser, Paul E Stang, US prevalence of hyperhidrosis and impact on individuals with axillary hyperhidrosis: Resultados de una encuesta nacional,Journal of the American Academy of Dermatology, Volume 51, Issue 2,2004, Pages 241-248, ISSN 0190-9622, https://doi.org/10.1016/j.jaad.2003.12.040.
 
Kamudoni, P., Mueller, B., Halford, J. et al. El impacto de la hiperhidrosis en la vida diaria y la calidad de vida de los pacientes: una investigación cualitativa. Health Qual Life Outcomes 15, 121 (2017). https://doi.org/10.1186/s12955-017-0693-x
 
Moraites E, Vaughn OA, Hill S. Incidencia y prevalencia de la hiperhidrosis. Dermatol Clin. 2014 Oct;32(4):457-65. doi: 10.1016/j.det.2014.06.006. Epub 2014 Jul 19. PMID: 25152338.
 
Lenefsky M, Rice ZP. Hyperhidrosis and its impact on those living with it. Am J Manag Care. 2018 Dic;24(23 Suppl) S491-S495. PMID: 30589248.
 
Lewis P. Stolman, Treatment of Hyperhidrosis, Dermatologic Clinics, Volume 16, Issue 4,1998, Pages 863-869,ISSN 0733-8635, https://doi.org/10.1016/S0733-8635(05)70062-0.